Educacion Social, R.G.I. y Dignidad Humana


EDUCACION SOCIAL , R.G.I.  y  DIGNIDAD HUMANA

Nadie cuestiona, a estas alturas, que vivimos en un sistema socioeconómico injusto y excluyente, priorizando un crecimiento económico por encima de todo e instrumentalizando para tal fin a las  personas y sus intereses de índole cultural, social, de vida.

Así, y en palabras de J. Subirats  “la exclusión social, es un fenómeno de carácter estructural, y de alguna manera inherente a la lógica misma de un sistema económico y social que la genera y alimenta casi irremediablemente”. Esta situación se ha exacerbado en los últimos tiempos en que este modelo no da más de sí y se ceba principalmente en grupos y colectivos más vulnerables.

 

 

Es en este contexto donde la Educación Social tiene su marco de trabajo. La Educación Social entendida como “una prestación educativa, al servicio de los valores fundamentales de un Estado de Derecho: Igualdad de tod@s ciudadan@s , máximas cuotas de justicia social y el pleno desarrollo de la convivencia democrática” – ASEDES-. La Educación Social no puede quedarse al margen de la situación  de vulnerabilidad, exclusión, dificultad que viven las personas y actuar como si esta situación fuese algo personal  porque como hemos dicho es algo estructural y por tanto ,  la Educación Social, deberá estar allí donde se denuncian y se proponen otras formas más justas y no excluyentes, allí donde se apuesta por la dignidad humana.

 

El Código Deontológico de educador@s del Pais Vasco es claro, cuando dice que la responsabilidad de l@s educador@s en su intervención socio-educativa, debe provocar un diálogo permanente buscando cumplir los principios de los Derechos Humanos y del respeto a los sujetos de la acción socio-educativa.

 

La Educación Social, fundamentalmente, acompaña procesos vitales de las personas, de los grupos , entendiendo a estos sujetos de derechos y deberes . Es por eso que la Educación social interviene cuando las personas tienen garantizado el derecho a la existencia, a una cobertura de sus necesidades básicas y unos ingresos suficientes que le permitan vivir con  dignidad.

 

Cuando esto no ocurre, como en el momento actual, los y las educadoras no podemos volver la vista, sino que debemos exigir que las personas a las que acompañamos sean y se sientan ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho. No es un tema de caridad, es un tema de justicia, derechos  y dignidad  y la vocación de la Educación Social es y debe ser esa.

 

La Renta Básica Universal por la que se lleva luchando hace algún tiempo, debe ser la voluntad de trabajar  tanto del Colegio de Educadores como de otros agentes implicados. Una Renta Básica para toda la ciudadanía, sólo por el hecho de serlo, es decir, universal, que no estigmatiza a quién la percibe; que evita la precariedad y la esclavitud del mercado de trabajo; que permite valorar e invertir de otros trabajos de cuidados no necesariamente valorados  en el mercado laborar y por ello no menos importantes: cuidados a personas mayores, dedicación a la familia; participación en distintas actividades de índole social, etc.

 

Mientras no se llega a este punto, es justo reconocer que en nuestra comunidad se han dado pasos  importantes en este sentido, con la Renta de Garantía de Ingresos que es fundamental para reducir y contener la pobreza y sitúa a la pobreza y la exclusión fuera de las personas, como algo estructural.

 

En la medida que las personas tienen cubierta  su existencia y su dignidad, solo así, es posible acompañar y avanzar en un itinerario socio-educativo a las personas. Por eso, en tanto no se llega a la Renta Básica Universal, se hace imprescindible mantener y apoyar la Renta de Garantía de Ingresos.

 

                                   Inés Pico. Colegiada nº 12 del GHEE-CEESPV

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que ha leído y acepta sus terminos. Si aceptas la política de cookies no se mostrará este mensaje.